» » Trangénicos GMO y la Fertilidad

Trangénicos GMO y la Fertilidad

BioSalud Nutrición No hay comentarios

¿Es posible que los alimentos que consumimos en realidad afecten a fertilidad y las posibilidades de quedar embarazada? La respuesta es un rotundo “Sí”, de acuerdo a las docenas de grupos de investigación en todo el mundo que han estado estudiando los efectos de los organismos modificados genéticamente que se encuentran en muchos de los alimentos más comunes de hoy en día.

transgenicos y la fertilidad

Los alimentos GMO o genéticamente modificados según los investigadores, se están convirtiendo en un verdadero problema cuando se trata de la fertilidad , provocando una afluencia en las tasas de infertilidad en todo el mundo. Desde la década de 1970 solamente, el número de espermatozoides entre la población masculina del mundo ha disminuido entre un 40 a 50%, según algunos estudios. Los alimentos transgénicos pueden ser sólo una de las razones, advierten los que estudian el fenómeno.

A pesar de las alertas publicadas por los científicos más reconocidos del mundo, los fabricantes siguen utilizando los alimentos transgénicos en sus productos para alimentar al ganado y a los seres humanos.

El problema se ha vuelto tan grande que la UE ha prohibido el uso de productos GMO en toda Europa, mientras que Estados Unidos se sigue permitiendo.

¿Por qué los alimentos modificados genéticamente representan un peligro para los animales y la fertilidad humana?

De acuerdo con un informe publicado en la primavera pasada por la Academia Americana de Medicina Ambiental (AAEM), “Hay más de una asociación causal entre alimentos transgénicos y efectos adversos para la salud.” Hallazgos que han alertado a toda la comunidad médica aunque no se le haya prestado difusión al asunto.

Riesgos que más se asocian con alimentos transgénicos

El ministerio de Salud de Austria informó en su propia investigación durante el año 2008, que las tasas de fecundidad han sufrido de manera espectacular debido a la exposición a los OMG, así como la salud del sistema inmunológico humano. Los que ingieren regularmente los alimentos transgénicos son más propensos a enfermar, envejecer más rápido y tienen más dificultades para conseguir un embarazo y que este se lleve a término correctamente.

Otro estudio sobre los testículos de algunos animales cambiaron los colores de un rosa normal a un azul alarmante después de ser alimentados con GMO, además, los espermatozoides han demostrado ser alterados disminuyendo la tasa de fecundidad en general . El ADN también ha mostrado alteraciones después de ingerir la más mínima cantidad de alimentos transgénicos.

Pero, los hombres no son los únicos que están siendo afectados por los GMO. La fertilidad femenina también está bajo ataque. Las cobayas estudiadas mostraron un aumento alarmante de la incapacidad para quedar embarazadas, así como un aumento en los nacimientos prematuros; crías con bajo peso al nacer y mayor índice de mortalidad después de haber sido alimentadas con una dieta regular de GMO. Las ratas que recibieron alimentación OGM en Europa tuvieron crías que murieron a las pocas semanas de su nacimiento con una tasa del 99% en comparación con una tasa de mortalidad del 10% para las que fueron alimentadas con una dieta sin GMO.

Uno de los pocos estudios a largo plazo (no hay muchos estudios a largo plazo realizados sobre los alimentos transgénicos) mostraron que los ratones alimentados con maíz transgénico en un período de 20 semanas habían deteriorado enormemente la fertilidad en comparación con los ratones alimentados con maíz no GMO. Además la descendencia de los ratones de GMO también sufrió de las tasas de fecundidad más bajas.

En los EE.UU, los criadores de cerdos en el Medio Oeste reportaron que más de 1.000 cerdos en sus fincas se quedaron estériles después de ser alimentados con una dieta regular de alimentos GMO durante varios meses.

Teniendo en cuenta las graves consecuencias de la utilización de este tipo de productos alimenticios, ¿por qué los fabricantes continúan agregando estos transgénicos a la alimentación del ganado y los productos de alimentación humana?

Los transgénicos están diseñados para incluir un pesticida incorporado que mata a los insectos cuando se los comen, los alimentos genéticamente manufacturados contienen Bacillus thuringiensis (Bt), una bacteria capaz de sobrevivir a las plagas de todo tipo de insectos que matan a los cultivos. Esto aumenta los márgenes de ganancias ya que los agricultores pierden menos de sus cultivos. Por desgracia, el mismo Bt que mata a los insectos se cree que está causando problemas de salud y fertilidad generalizados en todo el mundo, haciendo que muchos países prohíban su uso por completo hasta que se pueda demostrar que son seguros para el consumo. Esto ha dejado a algunos fabricantes de alimentos luchando para cambiar sus ingredientes en Europa, sin dejar de utilizar estos mismos productos peligrosos en los alimentos de los Estados Unidos.

Para empeorar las cosas, la FDA todavía tiene que exigir a los fabricantes de alimentos que incluyan el uso de alimentos transgénicos en sus paquetes, dejando a muchos consumidores en total desconocimiento de lo que realmente están comiendo. Esto puede hacer que sea aún más difícil a la hora de tomar decisiones más sabias y saludables en las compras.

¿Qué alimentos transgénicos se cultivan en mayores proporciones?

El alimento GMO que se ha cultivado en mayor proporción es la soja. En USA aproximadamente el 54% de toda la soja cultivada en el año 2000 es modificada genéticamente, en 2010 el 93% de la soja es transgénica, por lo que no es recomendable incluir estos productos en la dieta si no provienen de fuentes ecológicas seguras.

Mientras que la soja, el maíz y las patatas son los alimentos transgénicos más prevalentes, hay muchos otros que se deben conocer bien.

  • Salmón
  • El aceite de canola
  • Fructosa de jarabe de maíz / azúcar de maíz
  • Productos lácteos (a las vacas convencionales se les inyecta la hormona genéticamente modificada rBGH / rBST y se alimentan frecuentemente de maíz GMO y granos.)
  • Los alimentos procesados (muchos alimentos procesados se han probado y demostrado que contienen algunos ingredientes GMO).

Cómo evitar los alimentos transgénicos

En USA actualmente no existen leyes de etiquetado que requieran de la inclusión de los alimentos transgénicos en las etiquetas. Las mejores formas de evitar los alimentos transgénicos son comprar productos orgánicos a los agricultores locales, aunque no siempre resulte la opción más accesible.

Si un alimento es orgánico no es un alimento GMO. En Estados Unidos y Canadá no se les permite etiquetar algo como 100% orgánico si se ha modificado genéticamente o si un animal se ha criado con alimentos modificados genéticamente. Así que cuando se trata de huevos, productos lácteos y carnes, orgánicas es una necesidad.

Familiarizarse con el etiquetado

En los productos hay una pequeña pegatina que tiene un número y esto puede ayudar a identificar si el producto es GMO, orgánico o convencional. Hay que tener en cuenta que los productores de alimentos no están obligados a decirnos si el producto que están vendiendo es GMO, así que comprar orgánico sigue siendo la mejor opción. Los productores de alimentos transgénicos puede optar por no ponerlo en las etiquetas en sus productos si consideran que tendrá un impacto negativo en la elección a los consumidores .

Bibliografía de Investigación

  • Seeds of Deception by Dr. Jeffrey M. Smith
  • Austrian Health Ministers Report 2008
  • Organic Consumers Organization (website)
  • American Academy of Environmental Medicine

BioSalud

Portal informativo sobre Salud y terapias alternativas en el tratamiento de enfermedades. La verdadera sanación empieza por asumir la responsabilidad de la propia salud y la importancia de mantener el equilibrio tanto a nivel físico como mental.

Deja tu comentario

  • Los comentarios están moderados, no se permiten lenguaje ofensivo, escribir todo con mayúscula ni enlaces salientes

    Nombre:
    E-mail: