» » Equinácea, Poderoso Antibiótico Natural

Equinácea, Poderoso Antibiótico Natural

BioSalud Fitoterapia No hay comentarios

La Equinácea funciona de maravilla para los resfriados y la gripe. Beber un té hecho de esta planta puede reducir considerablemente la gravedad y la duración de estas dos enfermedades. También se usa ampliamente para el tratamiento de infecciones del tracto respiratorio superior y dolor de garganta. También es un eficaz anti-inflamatorio, antiviral, antibiótico y desintoxicante.

equinacea

La equinácea es una de las hierbas más investigadas y millones de personas la han utilizado para estimular el sistema inmunológico para ayudar a combatir las infecciones virales, fúngicas y bacterianas. Se puede reducir la inflamación, destruir los radicales libres, aumentar las células blancas y es un potente purificador de la sangre. Los polisacáridos contenidos en la Equinácea son los responsable de sus propiedades de lucha contra la infección.

El sistema inmunológico está formado en parte por células blancas de la sangre. Estas células defienden al cuerpo contra invasores dañinos, como virus. Los linfocitos también pueden ayudar a las células blancas de la sangre en casos de virus que se replican rápidamente si es necesario. Si estos procesos no están funcionando correctamente, el cuerpo no puede resistir el asalto del virus y la enfermedad ocurre.

Tomar equinácea ayuda a mejorar el funcionamiento del sistema inmunológico y a producir más glóbulos blancos para luchar contra los virus, como la gripe y el resfriado común. También aumenta la liberación de los interferones que ayudan a combatir la invasión de los virus. Esta hierba es tan poderosa, que incluso es capaz de destruir por completo algunos virus. Además de combatir los virus, la equinácea también puede luchar contra las infecciones bacterianas y fúngicas.

La equinácea también puede construir resistencia a las infecciones respiratorias y digestivas. A menudo se utiliza para tratar las infecciones de las vías respiratorias y la sinusitis.Esta planta curativa también puede ayudar a mantener las glándulas limpias y en buen estado de funcionamiento. Por esta razón, puede ser utilizada para tratar problemas de próstata, amigdalitis, inflamación de ganglios linfáticos, la faringitis estreptocócica e incluso infecciones de oído.

La equinácea no es el tipo de planta para tomar a diario. Se puede empezar a tomarla a la primera señal de la enfermedad. La mayoría de la gente la usa como lo harían un antibiótico, sólo cuando sea necesario.

Usos de la Equinácea

  • Reducir la duración y los síntomas de los resfriados y la gripe
  • Fortalece el sistema inmunológico
  • Lucha viral, infecciones fúngicas y bacterianas
  • Purificador de la sangre
  • Antiinflamatorios
  • Tratar el dolor de garganta
  • Como antioxidante
  • Luchar contra las infecciones respiratorias
  • Aliviar el dolor
  • Facilidad calambres estomacales
  • Tratar problemas de la piel
  • Tratar ciertos tipos de cáncer
  • Infección sinusal Treat
  • Tratar la amigdalitis
  • Tratar la indigestión y la diarrea
  • Mordedura de serpiente Treat
  • Inflamación de los ganglios linfáticos Treat
  • Tratar las infecciones de las vías urinarias
  • Tratar heridas de curación lenta
  • Tratar las infecciones de levadura
  • Trate las infecciones auditivas
  • El pie de atleta Treat
  • Trate la fiebre del heno y la sinusitis

¿Cómo funciona la Equinácea?

La equinácea contiene aceites volátiles, glicoproteínas, flavonoides, polisacáridos y alcamidas. Estas son las sustancias se cree que contienen las propiedades curativas.

Cómo se consume

La equinácea se seca y se convierte en polvo. Este polvo se añade en cápsulas o se comprime en tabletas. También se puede en tinturas decocciones o té o utilizarlo externamente como un ungüento.

Precauciones y efectos secundarios:

Nunca tomar alguna planta en caso de embarazo o lactancia sin consultar a su médico primero. La equinácea puede causar una sensación de hormigueo leve en la lengua y secar la boca a veces.

Descripción e Historia de la equinácea

La equinácea tiene un tallo erecto y hojas erizadas. En la parte superior de la planta es de color púrpula y forma similar a una margarita. Crece principalmente en bosques abiertos y praderas. La equinácea es una de las plantas curativas más conocidas para mejorar la inmunidad en y todo el mundo ha oído hablar acerca de su uso para aliviar los síntomas de los resfriados y la gripe.

Los nativos americanos han utilizado esta hierba durante siglos y menudo la utilizaban externamente para tratar heridas y mordeduras de serpiente. Lo utilizaron internamente para muchos problemas de salud, tales como el dolor de muelas, tos, dolor de garganta, malestar digestivo y la rabia.

BioSalud

Portal informativo sobre Salud y terapias alternativas en el tratamiento de enfermedades. La verdadera sanación empieza por asumir la responsabilidad de la propia salud y la importancia de mantener el equilibrio tanto a nivel físico como mental.

Deja tu comentario

  • Los comentarios están moderados, no se permiten lenguaje ofensivo, escribir todo con mayúscula ni enlaces salientes

    Nombre:
    E-mail: